¿Se le debe dar chupo al bebé?


¿Se le debe dar chupo al bebé? 

Como regla general, se advierte que en las primeras cuatro a seis semanas del bebé el chupo no debe introducirse; tampoco, ponérselo entre una toma y otra o endulzarlo con miel o azúcar. Los que lo apoyan dicen que tranquiliza al bebé, previene la muerte súbita y apoya el reflejo de succión. Los que no, dicen que secreta jugos gástricos, empeora el reflujo, favorece el aumento de la acidosis gástrica, prolonga la succión y produce deformidad en la cavidad bucal y en los dientes cuando salen. El chupo debe evitarse si reduce la frecuencia o duración de las amamantadas (un recién nacido debe lactar de 8 a 12 veces al día; el bebé tiene dificultad para alimentarse de forma apropiada (confusión de pezón, por ejemplo); no está ganando peso suficiente (en tal caso debe lactar con mayor frecuencia); la mamá presenta molestia en sus pezones; su producción de leche es baja, por lo cual debe amamantar todo el tiempo posible para estimular la salida de la leche; alguno de los dos tiene algún tipo de infección o el bebé presenta infecciones de oído a repetición.